martes, 7 de junio de 2011

Cuento Gamma

γ:

Una lluvia muy fuerte, sin duda, pero la mujer sale igualmente al exterior.
¡Que no lo haga!, es lo que los demás le gritan.
Las gotas de lluvia son gordas como si de gotas en gafas se tratasen.
La mujer, en medio del patio, gira como una peonza con la cabeza echada hacia atrás y la vista perdida en sus párpados cerrados y arqueados convexamente.
Hinchada de felicidad, la mujer abraza los billetes que caen del cielo.
Hace un sol espléndido.

Mujer:
¡¡Es un milagro!! ¡Soy rica! ¡Ricaaa! ¡¡Aleluya!!

La mujer tose.

Mujer:
¡¡Es un milagro!! ¡Soy rica! ¡Ricaaa! ¡¡Aleluya!!

Tose cada vez con más fuerza.

Mujer:
¡¡Es un milagro!! ¡Soy rica! ¡Ricaaa! ¡¡Aleluya!!

La tos tiene ya muy mala pinta...

Fin.
Publicar un comentario